Acuerdo prenupcial - Christian Solano

Cada mañana al despertar noto mi rostro golpeado, los rasguños sobre mi piel, mis ropas desgarradas, los pies y las manos pegoteadas de barro, la sangre seca en mis uñas y en los contornos de mi boca.
Cuando ella despierta me mira con amor, se alista para levantarse, sujeta su pelo en una cola y, apenas entonces, abre la jaula en la que duerme desde que nos casamos.



Christian Solano (Lima, 1976) estudió Literatura en la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP). Graduado de la Escuela de Escritura Creativa del Centro Cultural PUCP de Alonso Cueto e Iván Thays. Incluido en la Antología de Minificción Peruana «Circo de Pulgas» de Rony Vásquez y en la Antología de Latinoamericana de Minificción «Ballenas en Hormigueros» de la editorial mexicana Ojo de pez. Seleccionado para la Antología Trinacional de Minificción «Borrando Fronteras – Ergo Sum 2014» (Argentina-Chile-Perú). Ha publicado «Almanaque» (Editorial Micrópolis. Lima, 2014) y «Motivos de fuerza mayor» (Ediciones Sherezade, Santiago de Chile, 2015), a este último pertenece «Acuerdo prenupcial».

Tanto el microrrelato como la bioliteraria han sido tomados del periódico Diario NCO Cultura.
Edita Luciano Doti


Desafío a la geometría - Dina Grijalva

Realizaron el experimento sobre una cama que era un perfecto paralelepípedo rectángulo. Se colocaron de manera horizontal y paralela y demostraron que dos paralelas pueden encontrarse a través de una perpendicular (¡qué palabra!) que no sólo las une.




Tomado de la revista digital Cita en las Diagonales. Psicoanálisis y Cultura
Dirige: Susana Hoffmann
Dina Grijalva, breve bioliteraria acá


Deberes - Rosalba Campra

Cuando haya terminado con los exámenes de control, pase a la primera repartición, allí le dirán su número. En la puerta siguiente le entregarán los datos correspondientes a las misiones a desempeñar, y las armas, en el caso de que estén previstas. Al fondo del corredor le darán papel, lápiz, estampillas, por si usted considerara necesario tener informada a su familia, amigos o conocidos. Los sobres ya están preparados. En la enfermería lo proveerán de las medicinas adecuadas y de auxilio espiritual, si usted así lo solicita. Antes de salir, pase por la última oficina a la derecha, donde le sacarán la fotografía para el monumento a los Caídos por la Patria.

ROSALBA CAMPRA, Ficciones desmedidas, Macedonia ediciones, Morón, Argentina, 2015



Nació en Jesús María, estudió Letras en la Universidad Católica de Córdoba, se especializó en teatro y cine en las universidades francesas de Nancy y Paris VIII y se doctoró en La Sapienza, Roma, con una tesis sobre el modelo narrativo en los cuentos de Cortázar.

Publicó Los años del arcángel (novela, Ediciones del Boulevard, 1998), Formas de la memoria (relatos, Lerner/Mundi, 1989/ I racconti di Malos Aires, Fahrenheit, Roma, 1993),Herencias (relatos, Alción, 2002), Ciudades para errantes (microrrelatos y poemas, EDUCC, 2007), Ella contaba cuentos chinos (edición especial para bibliófilos, Del Centro Editores, Madrid 2008, de próxima publicación por Ediciones Al Margen, Buenos Aires, con el título Cuentos del cuchillo de jade) y los libros de artista Constancias (Le parole gelate, Roma 1997) y The book of Labyrinths (Del Centro Editores, Madrid 2008). Entre sus numerosos ensayos se destacan Como con bronca y junando. La retórica del tango(Edicial, Buenos Aires 1996), América Latina: la identidad y la máscara (Siglo XXI, México, 1998) y Territorios de la ficción. Lo fantástico (Renacimiento, Sevilla 2008). Sus ensayos y ficciones fueron incluidos en importantes revistas y antologías internacionales, entre otras Tra due specchi. 18 racconti fantastici di scrittrici latinoamericane (Italia),Antología del cuento fantástico (México), Antología del microrrelato argentino contemporáneo (España) o Comitivas invisibles. Cuentos breves de fantasmas (Argentina). Sus libros-objeto y otros trabajos en los que se superponen la escritura ficcional y la imagen se han presentado en exposiciones colectivas y personales en Europa y América Latina.
Biografía tomada de la página Blog de narradoras argentinas




La mujer de hilo - Maribel García Morales

Esa mañana los habitantes de la aldea fueron sorprendidos por una red de hilos viscosos, que, como delgadas serpientes se deslizaban por las calles, invadiendo las casas.
Los tejados de barro se cubrieron de filamentos vivos que fueron bajando por las paredes de bareque, entraron a las alcobas y atraparon a los hombres desnudos, que no alcanzaron a comprender lo que estaba sucediendo. Antes del mediodía, cada varón de la aldea se convirtió en un enorme capullo que se deslizó hacia la selva arrastrado por la trama de hilos.
En la copa del árbol más alto, con los senos expuestos al sol de la canícula, Ariadna, reina del verde follaje, satisfecha, peinaba su negra cabellera mientras sus ocho patas recogían la red cargada con el precioso botín.  

Maribel García Morales , Los matices de Eva, Común Presencia Editores, Bogotá, Colombia, 2004

Maribel García Morales, breve biografía acá














Gracias, Guillermo Bustamante, por acercarme el trabajo de esta gran escritora

Rubor amoroso - Agustín Monsreal

Sus pechos se sonrojaban nomás de mirarme la boca.


Tomado de la página de Facebook del escritor Javier Perucho


Agustín Monsreal. (2015). Mínimas minificciones mínimas. Puebla, México: Fomento Editorial BUAP.


Agustín Monsreal (Mérida, Yuc. 1941) Actualmente vive en Las Águilas, México, D.F. Inició su carrera literaria publicando en el volumen colectivo 22 Cuentos 4 Autores (Punto de Partida, UNAM, 1970) y obteniendo ese mismo año el Premio Nacional de Cuento patrocinado por el INJM. Años más tarde, en 1978, se le otorgó el Premio Nacional de Cuento de San Luis Potosí con el volumen Los ángeles enfermos. En 1987 obtuvo el Premio Antonio Mediz Bolio con el libro La banda de los enanos calvos. Por su trayectoria literaria se le otorgó el Premio Antonio Mediz Bolio en 1996. En 1999 fue galardonado con La medalla Yucatán que otorga el Ejecutivo del Estado. En 2008, la ciudad de Mérida le rindió homenaje dedicándole La Feria Municipal del Libro. En 2009, el H. Congreso del Estado de Yucatán le entregó la medalla Héctor Victoria Aguilar, máxima presea que se otorga a nombre del pueblo yucateco.
Monsreal ha editado los libros de poesía Punto de fuga (1979), Canción de amor al revés(1980), Cantar sin designio (1995), Perseverancias de amor (2008); los libros de cuento Los ángeles enfermos (1979),Cazadores de fantasmas (1982), Sueños de segunda mano (1983), Pájaros de la misma sombra (1987), La banda de los enanos calvos (1987), Lugares en el abismo (1993), Infierno para dos (1995, 1996), Las terrazas del purgatorio (1998),Tercia de ases (1998), Cuentos para no dormir esta noche (1998), Cuentos de fugitivas y solitarios (2004); y libros de Varia Invención Diccionario de juguetería (2003), y Los hermanos menores de los pigmeos (2004), que recoge toda su minificción.
Publicado en las revistas y los suplementos literarios más importantes del país, ha sido incluido en más de 35 antologías tanto de poesía como de cuento y ha sido traducido a varios idiomas. Formó parte del Consejo de Redacción de las revistasEl Cuento, Tierra Adentro, Fronteras y Camino Blanco. Ha sido miembro del Sistema Nacional de Creadores de Arte en las emisiones: 1994, 1997, 2003 y 2006. De 1996 a 2000 fue tutor de becarios del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes, FONCA. En la ciudad de Mérida se instituyó, desde 1995, el Premio de Cuento Agustín Monsreal.  Será invitado de honor en la Tercer jornada ferial de minificción en la 37a Feria Internacional del Libro de Buenos Aires en 2011.

Biografía literaria tomada de la revista INTERNCIONAL MICROCUENTISTA
Comité Editorial: Martín Gardella, Rony Vásquez  Guevara
Staff: Gloria Ramírez Fermín 




Mala suerte - Luis Fayad

Desde el paradero del bus Leoncio observa los esfuerzos de un hombre por permanecer asido a la viga de un edificio. Algunos automóviles se detienen y los transeúntes empiezan a agruparse, y ya en calidad de testigos susurran palabras apresuradas sin atreverse a emitir presagio. Angustiado, Leoncio piensa en el bus que puede venir sin asientos libres, y abstraído recorre con la mirada el trayecto del hombre desde la viga hasta el suelo. Cuando el bus aparece, Leoncio sube de prisa y busca sin éxito un puesto vacío. Mala suerte, piensa.  





Considerado uno de los mejores narradores latinoamericanos de la segunda mitad del siglo XX, nació en Bogotá en 1945. Durante los años escolares se desempeñó como guionista en teatro, televisión y radio. En los años 60 empezó a trabajar como periodista de contratos libres y de planta y a publicar cuentos y notas literarias en revistas y periódicos nacionales y extranjeros. Hizo cursos de Sociología en la Universidad Nacional de Colombia. Literatura, periodismo y otras tareas relacionadas con el arte fueron sus ocupaciones hasta su viaje al exterior en 1975. En París continuó con sus ocupaciones, al lado de otras que le proporcionaban el sustento, mientras asistía a conferencias y hacía de oyente en cursos de literatura, arte e historia en universidades, escuelas superiores e institutos especializados. También ha vivido en Barcelona y en Estocolmo. En la actualidad vive en Berlín, Alemania, adonde fue invitado por el Programa Cultural de Berlín del DAAD durante un año, y ejerce por cuenta propia como periodista, traductor del alemán al castellano y lector de su trabajo literario y conferencista en universidades y centros culturales.




Y le da igual - Gabriel de Biurrun Baquedano

Al rinoceronte le han cortado el cuerno. Lo hicieron en algún momento de su vida contundente. No parece lineal la vida del rinoceronte. Es como si su tiempo fuera redondo. Como un charco, profundo aquí y allá pero más bien equidistante en su compacta amplitud. En cierto modo, ver a un rinoceronte pequeño es igual que ver a un rinoceronte lejos. No hay un recorrido del rinoceronte, sino una distancia del observador.
La distancia es mínima ahora para Damián, que se resigna con las tripas destrozadas entre el lomo del rinoceronte y la pared.

En algún momento cortaron el cuerno del rinoceronte y él no sabe que no fue ahora.



Gabriel de Biurrun Baquedano (Pamplona, 1973) es biólogo y camarero. Sus microrrelatos han aparecido en antologías como Mar de pirañas (Menoscuarto) y De Antología (Talentura). Publicaba textos breves en su blog “Propílogo”, pero ahora tiene una tesis entre manos.


La verdad (en tanto des - cubrimiento) - Kostas Axelos

Un día Cristóbal Colón declaró: parto a descubrir América. Y partió. Después de un largo viaje, vislumbró la tierra. Es América, expuso a su tripulación. Se acercaron a la costa y desembarcaron sobre la playa, vieron frente a ellos un grupo de pieles rojas en conciliábulo con su  jefe. Los dos grupos se observaron. El jefe de los pieles rojas avanzó majestuosamente hacia el grupo de Colón. Llegado frente al jefe de los blancos, se detiene y pregunta: ¿Eres tú Cristóbal Colón? Ante su respuesta afirmativa, se vuelve hacia su gente y dice: Muchachos, de ahora en adelante es inútil escondernos, estamos descubiertos.



Nana Rodríguez Romero. Elementos para una teoría del minicuento. Universidad Pedagójica y Tecnológica de Colombia, Tunja, 2007


 Kostas Axelos fue un filósofo francés nacido en Grecia.
Breve biografía acá


Las estatuas - Enrique Anderson Imbert

En el jardín de Brighton, colegio de señoritas, hay dos estatuas: la de la fundadora y la del profesor más famoso. Cierta noche -todo el colegio, dormido- una estudiante traviesa salió a escondidas de su dormitorio y pintó sobre el suelo, entre ambos pedestales, huellas de pasos: leves pasos de mujer, decididos pasos de hombre que se encuentran en la glorieta y se hacen el amor a la hora de los fantasmas. Después se retiró con el mismo sigilo, regodeándose por adelantado. A esperar que el jardín se llene de gente. ¡Las caras que pondrán! Cuando al día siguiente fue a gozar la broma vio que las huellas habían sido lavadas y restregadas: algo sucias de pintura le quedaron las manos a la estatua de la señorita fundadora.


De la biblioteca digital Ciudad Seva
ADMINISTRA: LUIS LÓPEZ NIEVES

Enrique Anderson Imbert. (Córdoba, 1910 - Buenos Aires, 2000) Narrador y crítico literario argentino.
Biografía, acá




Silencia - Guillermo Samperio

Qué pasó con usted. Por qué tan silencia. Tan sin ninguna palabra. Como si la iguana le hubiera comido la voz. Como si le hubieran puesto algodones en el esófago. Como si mis manos le estuvieran apretando el cuello. Como si le pusieran sobre la cara una almohada. Como si la fuéramos a enterrar mañana.




Tomado de la bitácora Me sabe a)mar

Administra: SARAINES KASDAN

Guillermo Samperio (México 1948 - 2016)
Breve reseña acá 




Gajes del oficio - Henry Ficher



"¿Es del todo inocente la soga que rompe, con tajante restallido,
 el cuello de los condenados?"
Alberto Díez Canseco




Algo en la naturaleza dúctil y alargada profiere una especie de voluntad maligna. Por eso los espaguetis se ensañan unos con otros en el plato y las cuerdas se enmarañan solas en sus rincones, como si quisieran estrangularse en sus propios nudos.
Más complejo es el caso de los cables. Su cubierta aislante los hace poderosos y cada vez que diferentes tipos deben compartir el mismo espacio se arma una silenciosa y tenaz batalla: el cable de electricidad, cuando siente la cercanía de un cable de red, lo ataca sin piedad, mientras que su contrincante trata de defenderse con la misma táctica ofidia de enredarse alrededor de su enemigo hasta sofocarlo.
Este conflicto, como todos, cobra víctimas inocentes: los cables del teclado y el ratón. Por ser más delgados, tratan de no tomar parte en la contienda, pero no lo pueden evitar y terminan embobinados alrededor de todos.
El resultado, por supuesto, es un embrollo atroz que los técnicos encuentran cada vez que deben meterse bajo una mesa para arreglar una computadora. Se los oye maldecir entre dientes, porque los cables no toleran que los desenreden y resisten con todas sus fuerzas.



Henry Ficher
Estados Unidos, 1960. Vivió muchos años en Colombia, ahora reside en Israel). Minicuentista, traductor, antólogo. Fue junto a Guillermo Bustamante Zamudio y Harold Kremer el fundador y director de Ekuóreo, una de las primeras revistas latinoamericanas dedicadas a la minificción. Ahora es forma parte de la versión digital de la revista. Ha publicado “Historias plausibles” (2015)


El regalo – Harold Kremer

Me encontré de repente con el hombre en la calle. Me miró y dijo:
—Tenga le regalo, es para usted, sólo para usted.
Y cogió mi mano y la unió a la de esa mujer.
Ella sonrió, me miró con ojos alegres, dijo que se llamaba Irene, y que desde ese instante me prometía que iba a ser un hombre feliz.
No recuerdo si quise soltarme de su mano o ella agarró la mía tan fuerte que no pude retirarla. Lo cierto es que algo se iluminó en mi alma, algo sonrió en mi cuerpo, algo mejoró el paisaje de aquella calle triste y sucia.
Sólo me extrañó que los hombres al vernos caminar se apartaran de nuestro camino (huían, corrían, escondían las manos). Nadie la quería. ¿Acaso creerían que yo les iba a entregar a mi Irene?





Harold Kremer
Buga (Valle del Cauca)
Ha sido ganador de varios concursos nacionales de cuento y ha publicado antologías de cuento y minicuento. Sus cuentos aparecen en varias antologías del género editadas en Colombia, Estados Unidos, Francia, España, Argentina, México y Alemania. Es fundador de la Red Nacional de Talleres de Creación Literaria (Relata), del Ministerio de Cultura de Colombia y cofundador de la primera revista hispanoamericana de minicuento, Ekuóreo. Entre sus libros de cuentos se destacan La noche más larga, Rumor de mar, El enano más fuerte del mundo, El prisionero de papá, La cajita cuadrada y Patíbulo (2015). En el año 2013 se publicó su libro de cuentos ¿Por qué me muerdes?, ganador del premio de libro de cuentos Jorge Isaacs. En el 2014, la Universidad de Antioquia publicó su novela El color de la cera en su rostro.














Chelista precavido - Roberto Abad

Se dice que los instrumentos se han vuelto más violentos que antes. El nuevo chelista, un hombre pensante, trajo consigo a su instrumento y parecen llevarse bien, aunque su sonrisa nerviosa lo delata. Un tanto sometido, en los ensayos apenas lo acaricia, casi sin hacerlo sonar. ¿Miedo?, le pregunta el tipo del trombón. Para nada, contesta él y se mete al estuche, que es donde duerme.

ABAD ROBERTO, Orquesta primitiva, Fondo Editorial Tierra Adentro, México DF, 2015


Roberto Abad, (Cuernavaca, 1988) es escritor y músico. Estudió Educación en la Universidad Autónoma del Estado de Morelos. Ha publicado en diversos medios nacionales e internacionales; varios de sus cuentos han sido traducidos al francés y al portugués.


El Castillo del Silencio - Eugenia Toledo Renner

Como a un castillo de Kafka, tambaleante y semi-destruido, casi por caer a tierra, llego. Hubo batallas aquí, pienso o recuerdo, el castillo acordonado fue. Ahora necesita un ancla. Sus pobres astas ya invisibles dan vueltas asustadas al viento.Los caballeros rezaban y hacían ayuna en soledad. El Castillo del Silencio, le llamaban y lo defendían como catedral. Todos nos íbamos a transformar por su fuerza. Las torres y las ventanas son ornamentos de lo fue un día. Este es el centro de lo que fue.
Hoy cubierto por un paño mortuorio. Desmoronándose a diario.. Alguien murmura por los cuartos, la aldaba suena, se tuerce un poco más el edificio, se irá desmoronando, ya no hay Alguacil que lo proteja de los tiempos ¿Cómo llegué a esta ciudad inventada pidiendo alojamiento?


Eugenia Toledo Renner, chilena-estadounidense doctorada en Literatura Española y Latinoamericana. Vive en Temuco, Chile desde 2011 y enseña Talleres de Escritura Creativa. Tiene variadas publicaciones.

Foto por Janeth