MicroBiblioteca




Biblioteca personal de microrrelatos

Micros y otros tréboles de cuatro hojas














DÍA MUNDIAL CONTRA LA POLIOMIELITIS
Ángel con muletas. Alas de papel garabateadas en la espalda. Mochila a la espalda, escucha a los doctores decir que deberá guardar reposo absoluto. Que no escriba, que no cargue sus alas. La felicidad, en esta época, está sobrevalorada. Lo de hoy es la infelicidad con alas. La libertad con muletas.

ADRIANA AZUCENA RODRÍGEZ, La sal de los días, Colección Ficción Exprés, Director Fernando Sánchez Clelo, Benemérita Universidad de Puebla. Dirección de Fomento Editorial, Puebla, México, 2017

----------------------------------------------------------------














CELOS

Elizabeth Pérez Ramírez

Se acaba de enterar que hay historias en las que los personajes son felices para siempre. Otelo está furioso.

Alebrije de palabras. Escritores mexicanos en breve, Antólogos: José Manuel Ortiz Soto y Fernando Sánchez Clelo, Benemérita Universidad Autónoma de Puebla Dirección de Fomento Editorial. Puebla, México,  2013

----------------------------------------------













A LA SOMBRA DE UN SUEÑO EN FLOR


Gabriel Bevilaqua

Pasados los cien años del hechizo, la bella durmiente se resiste otra vez a despertar: "Tarde o temprano, sueña, lo intentará una princesa".

Cien Mictimínimos. Microrrelatario de Ficticia. Compilador Alfonso Pedraza. Ficticia Editorial, México 2012


-----------------------------------------------------














MALÓN DE LA PAZ
Había nacido la justicia social en el país para todos sus hijos —dicen. Pero los aborígenes eran nada más que entenados.

NORAH SCARPA FILSINGER, Cuentas de maíz, Macedonia Ediciones, Morón, Argentina, 2009

--------------------------------------------













DELICIOSA
Ana María Mopty
Jugosa y dulce, envuelta en aromas, he pasado a la historia. En aquel tiempo él me recibió en su boca y le conocí el aliento, la blandura viril de los labios. Entonces la miré a ella, adivinándole. Se habló mucho tiempo de pecado.

Eros y Afrodita en la Minificción. Antóloga: Dina Grijalva. Ficticia Editorial, México, 2016

----------------------------------------------





















LA SOLEDAD
Ocurrió el pasado viernes. Hacía unas horas que ya no llovía. Estaba oscuro y desierto. Bueno no, había un anciano que debía estar calado hasta la médula. Tiraba migas de pan a las palomas. Pero no había ninguna. De nuevo, empezó a llover.

ÁNGEL FABREGAT MORERA, El cielo en ruinas, Edita: Megustescribir, Barcelona, España,2015

------------------------------------------















LOS PÁJAROS
De aquella niña decían que hablaba con los pájaros. Pero no era cierto: en realidad, sólo hablaba con las flores silvestres que cuidaban su sueño cuando se dormía al borde del arroyo. Al despertar las acariciaba con su voz y las flores se convertían en pájaros. Daban una vuelta de despedida y después se perdían en el cielo.

DAVID LAGMANOVICH. Menos de 100. Editorial Martin, Colección La Pecera, Argentina, 2007

---------------------------------------------------












DESCUBRIMIENTO INFAUSTO
Princesa intuía que la mirada de renacuajo enamorado contenía algún sortilegio. Decidida a descifrarlo, lo besó intensamente. Apareció un príncipe viejo, cojo y tuerto. El tiempo no habúa pasado en vano.

ANA MARÍA INTILI El hombre que no paraba de reír y otros microrrelatos. Edita El gato descalzo. Lima, Perú, 2015

-------------------------------------------














EXCUSAS
OMAR JULIO ZÁRATE
La mujer cansada de que su marido siempre volviera tarde con excusas infantiles decidió que le devolvería con la misma moneda. Aquel día, ella regresó casi a la madrugada y cuando él preguntó, le dijo:
—Estaba tan linda la plaza que me quedé hamacándome.

Colectivo Literario La Cerradita, Coordinación: Luis Héctor Gerbaldo, Tinta Libre Ediciones, Córdoba, Argentina, 2015

------------------------------------------



















MAPMAKER 
ILDIKO NASSR
Hizo de sus obsesiones una profesión: hacer mapas e indicarles a las personas sus caminos de regreso y las vías alternativas de escape.

ILDIKO NASSR, SUSANA QUIROGA, MONICA UNDIANO,  Hilos dorados. Minificción. Ajora o nunca Jujuy, San Salvador de Jujuy, Argentina, 2017

------------------------------------------ 














LO QUE SOMOS - LEANDRO HIDALGO
Todas las ciudades tienen un zoológico. A menudo los hombres necesitan recordarse lo que no son.

Arden Andes. Microficciones argentinochilenas Edición Sandra Bianchi. Prólogo, Sandra Bianchi. Macedinia Ediciones, Morón, Argentina, 2010

------------------------------------------- 














INOPORTUNO
En un rincón del dormitorio, el nudo se aprieta a sí mismo. No quiere que ellos —una pareja que acaba de entrar— adviertan su presencia.
—Desnudate —oye.
Sonamos, se dice, me descubrieron.

CLAUDIA CORTALEZZI, No ser o ser Antología personal. Editorial Micrópolis. Lima, Perú, 2016

----------------------------------------------  













MUERTE DEL MAGO
El último Gran Mago agoniza, viejísimo y agotado su cuerpo, pero lúcida su mente, poderosa y viva su magia como el primer día, hace milenios.
Acuden a despedirse cientos de seres fantásticos producto de su poder; ángeles y sirenas, licántropos y vampiros, monstruos fabulosos que sollozan sin consuelo junto a su lecho, que es la piel de un unicornio.
El Kraken y la serpiente marina, criaturas preferidas y privilegiadas, lloran silenciosamente, con respeto, sobrecogidas, sin pensar siquiera en chapotear o salpicar.
—Sólo el Hombre no ha venido —señala el anciano, con un gesto de inmenso dolor—, sólo él. Y muere.

DIEGO MUÑOZ VALENZUELA, Ángeles y verdugos, Macedonia Ediciones, Morón, Argentina, 2016

------------------------------------------------------ 

















LA LEJANA
Aquella, la lejana, era una pinturita, un hecho artístico. Tenía los labios carmesí, los ojos miel, la cintura delineada, el pelo casi dorado. Podría describirla de pies a cabeza, si no fuera porque, con el tiempo, cuando había pasado años de tenerla cerca, comenzó a desteñirse hasta transformarse en una líneas deformes que también se fueron borrando.

Eduardo E. Vardé, Felicidonia, Prólogo: Ricardo Bugarín, Contratapa: Damián Martínez, Editorial Micrópolis, Lima, Perú, 2017  


------------------------------------------------













LA TIJERA - MÓNICA CAZÓN
Cortó los géneros, las plantas, las hojas, los cables de mi tierra. Cortó las hilachas de tu ropa, las cartulinas del colegio, el flequillo de la infancia; las figuritas de las revistas cortó, las cartas, las boletas vencidas, el punteado de una nota.
Aguda, punzante y precisa, cortó también el aire de ese día, el día que tiraste el cordón, y me anunciaste que te marchabas a vivir solo.

V.V. A.A. Escritos entre mate y mate. Antología de microrrelatistas argentinas. Compilación y prólogo: Claudia Cortalezzi. Editorial Micrópolis, Lima, Perú, 2017 

-----------------------------------------------














LA TOMA DE AGUA
Todo el sol en su cabeza. Con llagas en lo botines, ya iba llegando. Los pájaros poemaban la cintura del día. Apresuró el paso. Toma de agua decía el cartel en letras azules. Cunado la tuvo cerca, ese único ojo aturquesado en la piedra le hacía guiños, bésame decía el agua en su rumor, su desnudez lo turbaba. Y la besó, la besó, la besó. Más tranquilo, se sentó bajo la sombra de un nogal a conemplar la danza de esa silueta transparente. Así lo halló Chavarría, el Tomero, al día siguiente, Lo mató la insolación, dijo el médico. El agua ríe y él sigue atrapado en la eternidad de la orilla.   

ESTELA PORTA, Del lado de los tarcos, INSIL, Instituto de Investigaciones Lingüísticas y Literarias Hispaoamericanas, Facultad de Filosofía y Letras, Universidad Nacional de Tucumán. San Miguel de Tucumán, Argentina, 2014

--------------------------------------














CAÍDA DEL MANDAMÁS
El Mandamás subió a una silla, frente a un gran espejo, para ensayar su próximo discurso. La silla cedió ante el peso y el Mandamás se dio un porrazo. El periódico oficialista, atento a toda noticia de palacio, informó sobre el incidente con un gran título en que se destacaba la palabra "caída". Gran parte del pueblo, que había salido a la calle a festejar, fue ametrallada por la policía. La silla no fue reparada.

I. DAVID LAGMANOVICH La hormiga escritora. "Órgano de difusión de la Asociación Literaria "Dr David Lagmanovich" San Miguel de Tucumán, Argentina, 2017

--------------------------------------------















DIGRESIÓN

A todos en casa se nos empezó a caer el pelo. Me pregunto si la familia se estará desintegrando.

Celina Aste, Erosión, Macedonia Ediciones, Morón, Argentina, 2017

-----------------------------------------













VIEJA PARED
El muro se sueña hecho escombros en Berlín, pura arenilla, su solidez de un día hecha polvo, ninguneado como arte para turistas. Tanto tiempo imaginándolo como posible y ahora su pesadilla es realidad. Se despierta violento, y despechado se reproduce en cuanto costura del mundo puede, cada vez más alto, cada vez más inaccesible.
Pero su orgullo. herido de muerte, supura ante la más leve de las brisas. Y el insomnio lo carcome por dentro.

Esther Andradi. Microcósmicas, Macedonia Ediciones, Morón. Argentina, 2017


----------------------------------------------
















ME QUIERE, NO ME QUIERE
—¡Mira, una margarita!
Ella se agacha y corta el tallo con delicadeza. Le tiende la flor con una sonrisa pícara.
—Yo ya sé la respuesta ¿Quieres comprobarla?
Él comienza a arrancar los pétalos uno a uno. "La eviscero, le meto un hierro candente por el coño, le corto los brazos con un serrucho, le doy de hostias con la cabeza contra el suelo..."

ANA GRANDAL Te amo, detrúyeme, Amargord, Madrid 2016, 2ªEdición


-------------------------------------------------------------------------------------------


















EXCRECENCIAS
Una extraña mutación le ha cambiado el rumbo de la vida. A lo largo de sus extremidades han nacido innumerables protuberancias, que con el tiempo se han convertido en cortezas de árbol, ramificaciones que atraen a los asistentes del circo en donde trabaja el "viejo roble", como lo llaman sus amigos.

Sin la posibilidad de acariciar una mejilla por la tosquedad de sus terribles manos y sus pies como raíces cada vez más espesas, el hombre llora en silencio y decide no ser más el motivo de atracción del circo. Entierra sus pies en el centro del patio de su casa, alza los brazos y en unos pocos años el árbol está lleno de nidos y de pájaros. 

NANA RODRÍGUEZ La cometa infinita, Colibrí Ediciones, Tunja, Colombia, 2017


-------------------------------------------
















EXTRAS
Itzel Saucedo Villarreal

La gente abucheó sin compasión a los artistas suplentes que salieron a la pista: Dorothy al trapecio, enfundada en un leotardo blanco que combinaba con unos resbaladizos zapatos rojos; el espantapájaros domando a un león cobardísimo y un presentador tan nervioso y falto de carisma que hasta parecía de hojalata.

V.V.A.A. Vamos al circo. Ficción Hispanoamericana, Antólogos y prólogo: Agustín Monsreal y Fernando Sánchez Clelo, Benemérita Universidad Autónoma de Puebla. Dirección de Fomento Editorial, Ficción express, Puebla, México, 2016

------------------------------------------------------------














ESPECIES
En el patio, una enorme jaula llena de pájaros. Nunca pudo aprender sus nombres ni a distinguir a qué especie pertenecías. Para ella, todos eran pájaros. Y les tenía miedo. Una vez, había visto cómo se devoraron al gato.

ILDIKO NASSR, Ni en tus peores pesadillas, Macedonia Ediciones, Buenos Aires, Argentina, 2016

------------------------------------------------












GAMBITO
A David Vivancos

Papá, después de la detonación, cayó sobre el tablero arrastrando consigo las piezas de la partida. En sus ojos abiertos se reflejó el desconcierto y la incredulidad. Solo la dama consiguió salvarse, quedando milagrosamente de pie. Mamá, desde la puerta, con la pistola todavía humeante rio, ya sin ningún miedo. 

ELENA CASERO VIANA, Luna de perigeo, Prólogo de Rosana Alonso, Ediciones Enkuadres, Unión Europea, 2016

-------------------------------------------------------------














SÁDICA METAMORFOSIS
Convertirse en timbal fue una decisión propia con tal de recibir golpecitos placenteros justificadamente.

ROBERTO ABAD Orquesta primitiva, Fondo Editorial Tierra Adentro, México DF, 2015

---------------------------------------




















ESPEJOS
Javier Zúñiga

Los espejos no están fabricados para mirarse al espejo: al hacerlo, miran profundamente dentro de sí. Más de uno se pierde en la locura



V.V.A.A. Ráfaga imaginaria. Minificción en Puebla. Fernando Sánchez Clelo Compilador, Benemérita Universidad Autónoma de Puebla. Dirección de fomento Editorial. Colección Asteriscos, México, 2014


-------------------------------------------------















EN UN PAÍS LEJANO
Un niño corrió tras un caballo que corría tras una liebre que corría tras una mariposa que se posó sobre el hombro del niño y el cuento nunca se acaba.

CELINA ASTE Todo lo que tenía que crecer, Edición de autor, Buenos Aires, 2012 


----------------------------------------------------

















DESÉRTICO

Al verla arrojarse al agua del oasis, corrió lentamente por la arena.
—Espera, es un espejismo —le gritó inútilmente. Con un gesto de horror, ella se evaporó junto con las palmeras.


FERNANDO SÁNCHEZ CLELO, Ficciones a contrapunto, Benémerita Universidad Autónoma de Puebla, Dirección de Fomento Editorial, Colección Asteriscos, Puebla, México, 2012


-----------------------------------------------------













OPCIONES
Se dijo que tal vez hubiese sido mejor el divorcio.
Pensó en eso un minuto nada más, porque tenía poco tiempo para deshacerse del cuerpo.


GABRIELA AGUILERA, Fragmentos de espejos, Asterión Ediciones, Colección La Luna de Venegas, Santiago de Chile, Chile, 2011

--------------------------------------
























Micronovela (párrafo)

—En el departamento de policía cada agente se vuelve experto en cierto tipo de casos; uno, en violaciones; otros más, en robos; yo, en homicidios. Somos especialistas,  pero no elegimos los casos: son los casos los que nos eligen. Cada imagen sangrienta te ensucia la memoria. te taladra la cabeza, el alma, la conciencia. Se vuelve la gota de agua que perfora la roca con el tiempo.

FERNANDO SÁNCHEZ  CLELO, Un reflejo en la penumbra, Ficticia Ediciones, México, 2016


----------------------------------------













Micronovela (párrafo)

DESPLAZAMIENTO TERRITORIAL III
Los lobos se mueven en el territorio que rodea la ciudad.  Han marcado los límites y aúllan en medio del verano seco, advirtiendo de su presencia a las manadas que cazan en los alrededores. la guerra los ha ido acorralando, cada vez más alto. Hay poca caza porque los otros animales también fueron ahuyentados por las explosiones.
Los hombres, empujados por el hambre, salen en manadas a cazar lobos hambrientos.

GABRIELA AGUILERA, Guerreros de Dios, Ediciones Asterión, Colección la Buhardilla de la Barra, Santiago de Chile, Chile, 2016


---------------------------------------------
















ROLES
Aquí cada quien desempeña un papel.
Uno es el verdugo.
Otro, el sacerdote que confía en el arrepentimiento y la salvación del condenado.
A mí, por ejemplo, esta ve me toca ser el asesino.
Para que cada quien pueda desempeñar correctamente su papel hace falta la víctima.
¿Querría hacernos el favor de pasar?



ROSALBA CAMPRA, Ficciones desmedidas, Macedonia ediciones, Morón, Argentina, 2015 


----------------------------------------------------



















CINTURÓN DE CASTIDAD
Cuando partió a las cruzadas, Sir Arthur entregó al abad la llave del cinturón de castidad de Lady Laura.
Su sorpresa fue mayúscula cuando, a pocas horas de deja atrás su castillo, el abad, a galope furioso, alcanzó la columna de Sir Arthur para reclamarle que había dejado la llave equivocada.  


ANTONIO JESÚS CRUZ, Cuaderno de microrrelatos, Ediciones Albigasta, Santiago del Estero, Argentina, 2008

-------------------------------------------


















EL LABERINTO
David Lagmanovich

te encuentro no te encuentro voy hacia ti me quedo intento otro camino pero el lazo gelatinoso me atrapa nuevamente la vida es una sucesión de rombos y en cada uno de ellos hay cuatro rincones de cuatrocientos peligros pero al mismo tiempo la atracción es innegable tú estás lejos pero te siento cerca lejos otra vez junto a mí mientras del lazo impasible pero risueña en ti vibra el mandato genético que reclama mi muerte en tu laberinto mi muerte de indefensa mosca que


Microrrelatos del Noroeste Argentino, Antología, Selección y prólogo de Ana María Mopty de Kiorcheff, Fondo Editorial Secretaría de Cultura de la Provincia de Salta, Argentina, 2013


----------------------------------------------------












PEQUEÑA HISTORIA
Zulma Fraga

Esa vez hice el amor muy dulcemente con un hombre cuya mujer se estaba muriendo. Yo sentía un desconsuelo desbordante por él, por ella, por mí, que andaba en tantas cosas con mi pobre corazón, la soledad incondicional, un montón de facturas que empezaban a desordenarse.
Era agosto, lloviznaba, me acuerdo de que fue un invierno inusualmente frío.

Zulma Fraga - Mireya Keller, Subirse al micro, Piso 12 ediciones, Buenos Aires, Argentina


-------------------------------------------------   














NINFA
Alejandra P. Demarini

Era sabido que los seres etéreos cambiaban su forma, pero cómo podría haberse imaginado el hombre que su hermosa pareja era primeriza.
—Olvidé decirte que jamás me he acostado con un humano, así que estoy usando tu cuerpo de referencia. Espero que no te moleste —dijo la ninfa al descubrir el miembro erecto de su pareja, y recrear uno exactamente igual para sí.
Curiosamente, al  hombre no le importaba.


69. ANTOLOGÍA DE MICRORRELATOS ERÓTICOS II, Prólogo, selección y notas Carolina Cisneros, Ediciones Altazor, Lima, Perú, 2016 


---------------------------------------------
















SISTEMA

Y llegaron los hunos. Y dejaron la tierra arrasada.
Y quedó Atila multiplicado por miles.


Norah Scarpa Filsinger, Incisiones mínimas, Macedonia ediciones, Morón, Argentina, 2011


----------------------------------------------------------------
















COLLARES
Nana Rodríguez Romero

Esta tarde, frente al espejo, se probaba el collar de abalorios que le había regalado su hijo para las bodas de oro. Pocos días después los delincuentes atacaron su casa de campo, le ataron un collar de explosivos alrededor del cuello. Horas de angustia a campo abierto; expertos intentaron desactivar la bomba. A las cuatro de la tarde,  a una distancia prudente, su familia vio la explosión, el cuerpo destrozado de la madre, los gritos, las lágrimas; imagen aterradora en un país acostumbrado al carnaval de la muerte inverosímil. 


V.V.A.A. Basta. Mujeres Colombianas contra la Violencia de Género, Editorial Kimpres, Bogotá, D. C., Colombia, 2015



-----------------------------------------------


















NO TIENE CALLOS
La vieja escribe poemas sobre la nieve en los amaneceres de invierno.por las noches, las letras en hilera bajo la puerta trepan por las escaleras y se le adhieren a la planta de los pies, en orden de escritura. Cada verano los camina por la arena de la playa. Si vas antes del sol y las mareas, leerlos hará que las palabras te reverberen largo tiempo adentro, antes de que sea tarde.


Pía Barros, Las Tristes, Asterión Ediciones, Santiago de Chile, Chile, 2015

-----------------------------------------


















EL ORIGEN
Adán y Eva rieron juntos, entonces empezó todo.


Alberto Benza Gonzélez, Entre vivos y muertos, Antología Personal. Prólogo, Ana María Shua. La nave ediciones, Lima, Perú, 2015

------------------------------------------

















BLOQUEOS II
El rey apeló a todos sus recursos para bloquear la avanzada de los peones. No obstante, uno de ellos pudo al fin coronarse y olvidándose de sus congéneres ejerció el poder con soberbio despotismo. curioso caso en que la ficción es una copia exacta de la realidad.


ANTONIO JESÚS CRUZ, Cuadernos de microrrelatos II, Ediciones Albigasta, Santiago del Estero, Argentina, 2011


-------------------------------------



















SOBREDOSIS
Graciela De Gaetano

Aburrido, el taxista dejó vagar la mirada mientras conducía. Había llovido mansamente desde muy temprano, y extrañaba su cama. En la bruma del final del día le llamó la atención la silueta de tres hombres conversando. Uno le hizo señas, y creyó reconocerlo; era el profesor Lagmanovich, a quien ya había llevado otras veces. Pero cuando vio, casi ocultos en las sombras, a quienes lo acompañaban, quedó atónito: Jorge Luis Borges y Francisco Narciso de Laprida. Los hombres hablaban y reían, casi ingrávidos en aquella tarde imposible. Detuvo el auto y se estiró para abrir la puerta a los pasajeros. Azorado, los vio subir al revés, enredados en la magia del espejo retrovisor, y no pudo evitar frotarse los ojos.
—Definitivamente —se dijo—, anoche se me fue la mano con la lectura.  

Cuaderno Laprida. Microrrelatos en Homenaje a David Lagmanovich.
(V.V.A.A.) Rogelio Ramos Signes y Julio Ricardo Estefan compiladores, La aguja de Buffon ediciones, San Miguel de Tucumán, Argentina, 2016

---------------------------------------















CARRERA DE POSTAS

Mi primo Vitino viene corriendo y me dice "dale esto a la abuela". Entro en casa y digo "Vitino trajo esto para la abuela". Mi hermano grita "mamá trajeron lo de la abuela". Mi madre le dice a Ricardito "llevá esto que es de tu abuela". Ricardito se acerca a papá y dice "mirá, esto es para la abuela". Papá toma la palabra y dice "mamá aquí está lo suyo". La abuela se levanta y viene dese el fondo, esperanzada.


Ricardo Alberto Bugarín, Bonsai en compota, Macedonia Ediciones, Morón, Argentina, 2014



-----------------------------------------------------------












MAL CONGÉNITO
Tanto había sufrido aquel hombre por el mal de amores, que decidió solucionarlo aplicando el remedio propuesto. Adquirió un cuchillo pequeño y se sacó los ojos.
Ahora el camina (¿tranquilo?) guiado por la suave, seductoramente suave mano de su hija Antígona.


Laura Nicastro, Entre duendes y pirañasMacedonia Ediciones, Morón, Argentina, 2016


----------------------------------------















CÍRCULO VICIOSO 
Barría para esconder el llanto. Escondía el llanto para evitar los golpes. Evitaba los golpes para acallar la humillación. Acallaba la humillación para impedir que se enteraran. Ignoraba que ya lo sabían.


Mariángeles Abelli Bonardi, Armadura de valor, Macedonia Ediciones, Morón, Argentina, 2016


-----------------------------------------












MAGIA
"Ahora sacaré un conejo" dijo el mago tocando la galera con su varita mágica, pero no salió ninguno. Como quería saber qué ocurría se metió dentro de ella. Desde aquel día, un conejo recorre el mundo sacando magos de una galera.

ANTONIO CRUZ Tío Elías y otros cuentos, Editorial Albigasta, Santiago del Estero, Argentina, 2013  

------------------------------------------














ANIMALES FEROCES III
Ildiko Nassr
Se aleja después de hacer el amor conmigo, dice que entre mis piernas vive un animal que lo quiere devorar. Demasiado pronto descubrió mi secreto.
Animales feroces

TEXTÍCULOS EN EL NOA. EL MICRORRELATO EN LAS VOCES DE SEIS AUTORES, Proyecto C, 2014



------------------------------------













RAÍCES
Eliana no sale de su casa. Sólo lo hace al patio del fondo, donde cultiva una pequeña huerta de verduras y flores. Una tarde la sorprendió una persistente llovizna. Echó unas raíces frágiles, angeladas. Y poco a poco se llenó de brotes.

NÉLIDA CAÑAS, Intersticios, Apóstrofe Ediciones, San Salvador de Jujuy, Argentina, 2014



--------------------------------------


















EN SOLEDAD
Llegaba temprano al albergue, se duchaba con otros veinte tipos y desayunaba el mismo café aguado y las mismas galletas. Después tomaba el metro en hora punta, y viajaba apretujado hasta que bajaba en Sol. Entonces caminaba por Preciados y Arenal saludando a todos los que por allí pasaban. A continuación paseaba por Montera, Desengaño y Ballesta solo para escuchar como le llamaban con cariño, guapo y mi amor. A la hora de comer, si no conseguía colarse en alguna celebración familiar, regresaba al albergue. Al acabar el día marchaba a su casa, encendía la tele y rompía a llorar.

MIGUEL ÁNGEL MOLINA LÓPEZ 99X99 (Microrrelatos a medida), Baile del Sol Ediciones, España, 2016

----------------------------------------------------------------


















QUERIDOS  REYES MAGOS
Para él os voy a pedir bandejas de gusanos, una para cada día. Que pueda tenerlos siempre en su menú y se le conviertan en mariposas al llegar al estómago. Que siempre le revoloteen, que no deje de sentirse enamorado.
Pero no de mí, por favor, de mí ya no.

ANA VIDAL PÉREZ DE LA OSSA. Érase de una vez, Ediciones Enkuadres, SL, València, Unión Europea, 2016

-------------------------------------


















DE OFICIO
Buscó en su cara un gesto, un parpadeo, un signo cualquiera que la ayudara a reconocer en aquel desconocido al hombre que esperaba. Pero el muy bastardo seguía sin aparecer, y ella cobró el servicio.

JOSÉ MANUEL ORTIZ SOTO. Las metamorfosis de Diana. Fábulas para leer en el aufragio Responsable de edición: José manuel Ortiz Soto. Producción Fernando Sánchez Clelo, México 2015

----------------------------------------
















MINICUENTO 


DEFINICIÓN GENÉRICA

El minicuento es un género literario que se caracteriza por ser un discurso muy breve cuya síntesis narrativa provoca una explosíon sémica y un efecto estético a través del sentido implicado del texto, que puede ser simbólico, irónico, alegórico, filosófico e insólito.



DEFINICIÓN POÉTICA

El minicuento es un agujero negro en el universo de la literatura.



NANA RODRIGUZ ROMERO, Elementos para una teoría del minicuento, Universidad Pedagójica y Tecnológica de Colombia, Tunja, 2007

---------------------------------------------
















SENTENCIA
La justicia tardó tantos años en llegar porque cojeaba. Por eso también, sus pasos dejaban en el suelo huellas torcidas que no se borraban de la memoria.

GABRIELA AGUILERA Astillas de hueso, Editorial Sherezade, Chile, 2013

-----------------------------------------

















SEGUNDO TOMO
Ana María Mopty
Cuando vuelvas de tus aventuras o desventuras, te acudirán los amigos desconsolados. Son pocos. Fingirás la ilusión de salir a acometer de nuevo y, tras los golpes, regresarás a un lugar de La Mancha.
La resignada pérdida de locura va quitándote la vida, aunque persistes en evocar un rostro, unos cabellos de mujer, un nombre, para pronunciarlo antes de que te alcancen la fatal cordura y la muerte.

MÓNICA CAZÓN - JULIO RICARDO ESTEFAN - LILIANA MASSARA - ANA MARÍA MOPTY - ROGELIO RAMOS SIGNES La vie en bref La vida en breves La aguja de Buffon ediciones, SanMiguek de Tucumán, Argentina, 2016 


------------------------------------

















MUNDO DESPAREJO
Si es verdad que amor con amor se paga, pagué con besos los besos que me diste, y con caricias las caricias, y hasta con sonrisas y promesas cada una de tus promesas y cada una de tus sonrisas.
Pero sucede que en este mundo, mercantil y desparejo, hay caricias y caricias, hay besos y besos; besos, como los tuyos, que valen un millón; y besos, como los míos, de cincuenta centavos. Y aquí estoy, endeudado por los siglos de los siglos, tirando besos al aire, como un mendigo pero al revés; dándolo todo sin recibir nada a cambio.

ROGELIO RAMOS SIGNES Todo dicho que camina EDUNT editorial, Tucumán, Argentina, 2009

------------------------------------------

















HACERSE GRANDE

Como había hecho tantas veces, preparó el baño para su tía y se dispuso a espiarla. Pero esta vez era diferente: él ya había cumplido los dieciocho años. No salió al patio para mirar por la ventana. -se quedó adentro, oculto tras la puerta del baño.
Cuando la tía sumergió su desnudez en la espuma, él se abalanzó. Ella lo recibió con una sonrisa y le dijo al fin.

Leonardo Dolengiewich, La buena cocina, Macedonia Ediciones, Buenos Aires, Argentina, 2015


---------------------------------






















TRIUNFO
"¡Lo logró! ¡Otro de los nuestros lo logró!" anunciaban los titulares de todos los periódicos. Y traían en primera plana las fotos del que había triunfado en el extranjero, sonriendo con satisfacción a veces, otras, con timidez.
Había desfiles, entrevistas televisivas, la autoridad máxima lo condecoraba. Su triunfo era nuestro. Y aplaudíamos con entusiasmo. Después el héroe regresaba al extranjero.
Y nosotros volvíamos a recorrer las ruedas giratorias fijas que nos daban la ilusión de avanzar. Las puertas de las jaulas se cerraban.

LAURA NICASTRO, e-nanos, Macedonia Ediciones, Buenos Aires, Argentina, 2010 

--------------------------------------

















ANSIAS
Si a un personaje de Cortázar, se le ocurre de vez en cuando vomitar una pelusa tibia y húmeda llamada conejito, conozco a una mujer que siente ansias y vomita continuamente bolas de papel pegajoso y caliente, las deja enfriar, las abre y salta de inmediato un enjambre de palabras alocadas que deambulan por el aire azul de su pequeño apartamento.

NANA RODRÍGUEZ ROMERO, El sabor del tiempo, Colibrí ediciones, Tunja, Colombia, 2000

-----------------------------------------

















MITAD DE CAMINO

Está a medio camino y se descarga el aguacero. Detiene su marcha, se retrae. A lo lejos, los malvones, más nítidos y rojos. El cielo es una cúpula gris. Doblemente abovedada, la tortuga se resigna a la intemperie.

MARIÁNGELES ABELLI BONARDI, Ecos del Decir, Editorial Ruedamares, Neuquén, Argentina, 2010



------------------------------------------------------------













SEÑUELO
Es por creerte, estrafalario, que he caído bajo.

MARÍA BELÉN AGUIRRE, Travelling desde ventanilla de casa rodante, Ediciones de LA ETERNA, Ilustraciones de Ramiro Clemente, Tucumán, Argentina, 2012




-----------------------------------------



















¿ADÓNDE VAN LOS CUENTOS?
Dejamos migajas, pero el lobo se las fue comiendo.
Blancanieves robó a las enanos. Ahora todos nos preguntamos qué nos deparará la bella durmiente.
Esperamos en las casas de los cerditos. Ante nuestras quejas, han vuelto miembros de todos los partidos a prometernos finales felices.
Se acercan las elecciones.

ALEJANDRO BENTIVOGLIO, Ariadna Superstar, 79/59 Ediciones, Buenos Aires, Argentina, 2012


-----------------------------------------







DESPERTAR DEL VAMPIRO
¿Resucité?

CLAUDIA CORTALEZZI In excelsis, Macedonia ediciones, Morón, Argentina, 2015

----------------------------------------






















CONEJO
Suele pasar conejo que a veces conejo el truco conejo se sale de control conejo y entonces conejo aparecen conejos por todas partes conejo.

SANDRO CENTURIÓN, Yo también maté a un  Terminator, Macedonia ediciones, Morón, Argentina, 2015





-------------------------------------------
























OTRA VEZ
Y así, juntos los dos, como al principio, horizontal los cuerpos, laxos, un dolor me hace advertir el achicamiento progresivo, íntima brevedad para quedar asimilada nuevamente a su costilla.

ANA MARÍA MOPTY DE KIORCHEFF, Mañana piensa en mí, Facultad de Filosofía y Letras, UNT, Tucumán, Argentina, 2012



-----------------------------------------





















MÉTODO
—¡Duérmete ya, hijo! ¡O vendrá el Niño! —amenazaba la mamá del Cuco.

MARTÍN GARDELLA Los chicos crecen, Macedonia Ediciones, Morón, Argentina, 2015


-------------------------------------------


















PARADOJA
Mataron a todos los perros y la rabia sigue.

FABIÁN VIQUE, Peces, Macedonia Ediciones, Buenos Aires, Argentina, 2015


------------------------------------





















CARTAS DE AMOR
Para cubrir el frío de mis huesos, mi madre me escribió cartas de amor hasta que sus ojos se gastaron. Tanto, que ya no alcanzaban las letras que su mano dejaba atrás. Así sus cartas se convirtieron en un galimatías: repetían palabras, sílabas y hasta frases enteras.
Creo que lo que  mi madre quería decirme, aún sin saberlo, es que el amor tiene instantes que iluminan y otros que necesitan ser descifrados.

NÉLIDA CAÑAS, Breve cielo, Instituto de Estudios Antropológicos y Filosofía de la Religión, Facultad de Filosofía y Letras, UNT, Tucumán, Argentina, 2010


--------------------------------------






















NENÚFARES DE FLORES BLANCAS, TERMINALES

Ni la savia que asciende tallo arriba, ni el verde que estalla apoteósico, ni la belleza que asoma siempre (aunque unas veces tarde, o se resista un poco). Ni la vista cansada siquiera, ni el tacto perdido o loco; ni mucho menos la memoria, o el sueño tosco.
Nadie sabe por qué este fragmento de tiempo brota hoy, insolente, en mitad del olvido.

GEMMA PELLICER, Maleza viva, Jekyll & Jill editores, Zaragoza, España, 2016


-----------------------------------























SUEÑOS DE VERANO
Mamá nos llevaba al pueblo, con los abuelos. Los árboles tenían nombre y el cielo era de color acuarela. Jugábamos a exploradores y también a piratas. Un día, en la playa, vimos una sirena, tenía los ojos color miel y la cola dorada. Juan decía que era un pez grande. Muy grande. Pero era una sirena. Luego llegó agosto y las fiestas. Allí conocí a María, me dijo que sí, que quería ser mi novia. Tenía los cabellos blondos y los ojos de almíbar. Ella me daba la mano y yo le miraba las piernas. Doradas como soles.

XAVIER BLANCO, Todo es mentira. Y sin embargo Editoraial Talentura, España, 2015




------------------------------------------



















JUEGO
El esposo come con lentitud, mirando el plato con precaución. La esposa no puede disimular un temblor en la mano cada vez que la cuchara llega a su boca, acaba de recordar que tal vez durante cinco minutos no ha vigilado a su cónyuge.
El hijo juega en el sótano, con una caja vacía el veneno para ratas.

ALEJANDRO BENTIVOGLIO Música para naufragios y otros eventos sociales, Macedonia Ediciones, Buenos Aires, Argentina, 2015




-------------------------------------------------------------

















DESEO 
Y me vi en tus ojos haciéndote el amor.

HOMERO CARVALHO, La última cena y otros cuentos, Editorial 3600




-------------------------------------------------------------

















EL CLON PERFECTO
Había creado al clon perfecto. No sólo era idéntico a él sino que también pensaba como él, tenía sus mismos sueños, miedos y ambiciones.
—Pensar que lo hice con barro —dijo y se sentó a descansar.

SANDRO WALTER CENTURIÓN, Rinocerontes bajo la mesa, Gobierno de la Provincia de Formosa, Ministerio de Cultura y Educación, Subsecretaría de Cultura, 2011, Formosa, Argentina


-------------------------------------------------





















PUNTOS DE VISTA
El hombre diminuto que vive desde siempre adentro del reloj de arena y el hombre no tan diminuto que vive desde siempre adentro del vientre de la ballena tienen algo en común: ambos creen que eso que ven es todo el mundo.

GILDA MANSO, Flora y Fauna Antología personal, Editorial Micrópolis, Lima, Perú, 2015



















MUNDO NUEVO

Y se levantaron templos sobre templos, para que habitaran hombres sobre hombres.

Norah Sacarpa Filsinger, La vida y otras inquisiciones, Macedonia Ediciones, Buenos Aires, Argentina, 2014 




--------------------------------------------------

















SINDICALISMO   



Estimados usuarios, la Gerencia General informa que, debido a una huelga salarial masiva de los empleados de la Administración del Infierno, a partir de hoy deberán dirigirse al Purgatorio hasta que se restablezca el servicio de empadronamiento. Muchas gracias.

CARO FERNÁDEZ, LEO MERCADO Volver a hacer el cuentoEdiciones Sherezade, Chile 2015










COSTUMBRES RARAS


— ¡Ahí viene otra vez! ¡Escóndanse! — dijo el sapo más viejo
— ¡Te llena la jeta de saliva! — acotó un sapito
— ¡Repugnante! —sentenció el sapo educado

La princesa, etérea y radiante, iniciaba su ronda habitual de besos.

DANIEL FRINI, Manual de autoayuda para fantasmas, Editorial Micrópolis, Lima, Perú, 2015




---------------------------------------



























GUARDAR UN SECRETO
Hay muchas formas de guardar un secreto pero guardarlo en un pañuelo es muy arriesgado. Uno puede equivocarse de bolsillo, puede perderlo por la calle, puede mancharlo con alguna urgencia, Qué sé yo, hay tantas formas. Y un secreto perdido ya no es un secreto guardado. Y un secreto no guardado es situación de alto riesgo.
RICARDO BUGARÍN, Inés se turba sola, Macedonia Ediciones, Buenos Aires, Argentina, 2014



----------------------------------------

















ESTACIONES
Quebrado, roto, dividido, doblado, cascado, torcido, tronchado, cortado, herido, separado, despedazado, partido, rajado, desbaratado, destruido, descacharrado, descompuesto, deteriorado, aplastado, fragmentado, desvencijado, triturado, molido, estropeado, rendido y muerto.
CARLOS VITALE Ballenas en Hormigueros. Antología hispanoamericana de minificción, Editorial ojo de Pez, Tijuan, México, 2014

----------------------------------------


















NO EN EL ALTAR
Una novia de Liliput llora de dolor. Siente sus piernas rígidas. Su novio la ha plantado. Ahora no sabe cómo desenterrarse.
MONTES, JUAN MANUEL, Relatos desde Liliput, Macedonia Ediciones, Buenos Aires, Argentina, 2012 


-----------------------------------------------------






LAS ARENAS DENUNCIADORAS
Colocado en medio de las arenas perfectamente desiertas, el acusado sufre el interrogatorio. La pregunta reverbera en el silencio profundo, pero de extraordinaria significación para él. Retumbando por las galerías, la pregunta rebota, retorna, recae y se desploma sobre su cabeza como una ciudad que se derrumbase.
Bajo estas ondas acosantes, sólo comparables a algunas catástrofes sucesivas, pierde él toda resistencia y confiesa su crimen. -no puede menos que confesar.
Ensordecido, convertido en un harapo, la cabeza doliéndole y zumbándole, con la sensación de haberse enfrentado con diez mil acusadores, abandona las arenas donde no cesa de reinar el más absoluto silencio

HENRY MICHAUX, Obras maestras del relato breve, Editorial Océano, Barcelona, España, 2005




----------------------------------------------------




















FINAL CHISTOSO
Una vez sucedió que en un teatro se declaró un incendio entre bastidores. El payaso salió al proscenio para dar la noticia al público. Pero este creyó que se trataba de un chiste y aplaudió con ganas. El payaso repitió la noticia y los aplausos eran todavía más jubilosos. Así creo yo que perecerá el mundo, en medio del júbilo general del respetable que pensará que se trata de un chiste.

Sören Kierkegaard, Grageas 3, Más de cien minificciones de América y el mundo, Ediciones Desde la Gente —Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos—, Buenos Aires, 2014


----------------------------------------------------------------------------------------
















MAGIA
Sus sueños son como lauchitas que pugnan por atravesar el zócalo del descanso nocturno y llegar a ese raja de luz que es la vigilia. Imposible. Pero a veces se abre una puerta y el resplandor de la memoria entra a raudales. Las palabras las tocan con su varita mágica y los sueños, cual príncipes de algún viejo cuento, salen a caminar por el mundo, transformados en puro cuento.
LAURA NICASTRO. CaleidoscopioMacedonia Ediciones, Buenos Aires, 2014 

------------------------------------------------------------------------------------------------------





EXCUSA CUÁNTICA
—No te engaño, querida. Lo que sospechas es sólo una superposición de dos estados posibles: un estado fiel y otro desleal —intentó explicar Schrödinger a su esposa, mientras acariciaba a su gato.
GISELLE ARONSON, Sin ir más lejos, Macedonia Ediciones, Buenos Aires, 2014 

--------------------------------------------------------------------------------------------------------























HARTA
Mientras todos dormían, buscó la manera de que se le enredaran en el cuello sus propios hilos. Así, cuando el titiritero volviera a agarrarla, la marioneta podría dar, al fin, su última función.
Alejandra Adi, Antología Trinacional de Microficción (Argentina, Chile, Perú) Borrando Fronteras, Macedonia Ediciones, Buenos Aires, Argentina, 2014

----------------------------------------------------------------------------------



























FUGA II
Kafka está a punto de morir. Gregorio llora solo en un rincón, Borges tantea la puerta para poder salir. Monterroso cuenta ovejas para no sentir tanta pena, y el dinosaurio corta las cuerdas de la ficción para huir donde no pueda ser encontrado.
ELPHICK, LILIAN. K, Ceibo Ediciones, Santiago de Chile 2014, pg 65




----------------------------------------------------------

















EL HABITANTE DE UN PUEBLO DE UN SOLO HABITANTE
Como el juez era él, se declaró culpable. Como el verdugo era él, se ejecutó. Como Él era Dios, resucitó.
Como el detective era él, investigó. Como el fiscal era él, se acusó. Como el juez era él, se declaró culpable.
VIQUE, Fabián. La vida mismaMacedonia Ediciones, Argentina, 2011, pg 36



--------------------------------------

















NOCTURNOS
Solo bajo las sábanas, Chopin acaricia su almohada con los dedos erectos.
Romano, Orlando, Cápsulas mínimas, Macedonia Ediciones, Argentina, 2008, pg 48



------------------------------------------------




















FORMACIÓN DE LAS PLAYAS
Cuando me acuesto al sol temo dormirme y convertirme en roca. Puedo intuir en la costa las inmóviles siluetas de pétreas hembras desnudas, heridas por los rayos, lamidas por las olas. 
He oído que las que se niegan a permanecer se desintegran, se hacen arena.
Rekacz, Nanim, Jardín felino, Macedonia Ediciones, Argentina, 2014, pg 55



--------------------------------------------------------------

















SUEÑO RECURRENTE DEL TRASPLANTADO CEREBRAL
Duerme. Vienen pájaros. Picotean su cabeza. Despierta liviano, sin preocupaciones mundanas. Levanta vuelo, picotea cabezas dormidas. Con los trocitos de cerebro construye un nido. Se acuesta agotadísimo (hacer un nido con trocitos de cerebro no es tarea sencilla). Se duerme. Vienen a visitarlo unos pajarracos. Se agarra la cabeza. Ladra.
Vique, Fabián, Variaciones sobre un sueño de Chuang TzuMacedonia Ediciones, Argentina, Segunda edición 2012, pg 31 

-------------------------------


















LAS AGNÓSTICAS
Las jirafas hacen silencio allá en lo alto. Dios les creó esos cuellos extensos para vigilar los discursos agnósticos y materialistas de esas descreídas.
Hidalgo, Leandro, Capacho, Macedonia Ediciones, Argentina, 2010, pg 123

----------------------------------


















PARA MORIR IGUALES
Por generaciones, crecimos fantaseando con la casa abandonada. en nuestra mente infantil a veces era un castillo cuidado por dragones; otras, la choza de una bruja come-niños. Por eso, cuando un temblor la derrumbó, todos los habitantes del pueblo corrimos a rescatar de entre sus escombros un pedazo de nuestra imaginación.

José Manuel Ortíz Soto, "Cuatro caminos", Prólogo Fernando Sánchez Clelo, Edición Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, México, 2014 
------------------------------------------------

















ASFIXIA
La cuerda era larga, larguísima como todas esas tardes pasadas juntos en la terraza de un café, todas esas noches de cenas interminables y encuentros todavía más intensos, todas esas mañanas en que ellos se negaban a levantarse  de la cama; en fin, larga como todos eses años pasados juntos en que, de repente, terminaron con ese cáncer que se la llevó sin treguas ni concesiones y que lo dejó solo a él,  colgando irremediablemente del recuerdo.

Félix Terrones, "El viento en tu cara", Ediciones Nazarí, Granada, España, 2014, pg 65


------------------------------------

















LO ROTO PERMANECE
Se lanzan a la caza de la loba blanca. ¿Qué puede importarles la lógica? Van con pieles y armas entre el bosque congelado. Escuchan el aullido de la presa y siguen adelante. Los pueblos y ciudades han quedado atrás, un rastro de sangre con tenue coloración de celo se pierde en el camino que ellos siguen. La loba blanca canta para ellos; han muerto para el mundo pero no lo saben. El bosque tampoco existe.

Alejandro Bentivoglio, "El límite de la palabra. Antología del microrrelato contemporáneo". Edición de Laura Pollastri. Menoscuarto Ediciones, España 2007 (Impreso en Argentina), pg 201

---------------------------------------------------------













XLVII
Lo que llamamos "realidad", no es más que espacio onírico exterior.

Juan Romagnoli (@jromagnoli),  "#ElSueñodelaMariposa". Ilustraciones, Juan Luis López Anaya. Contratapa, Violeta Rojo. Macedonia Ediciones, 2011, pg 34


-----------------------------------------------



















LA PRIMERA PALABRA
Vaciló al escribir el comienzo. Trazó la primera palabra, que resultó ser "En", pero luego dudó. ¿Dónde ubicar la acción? Mientras pensaba, la tina se había secado en la pinta de la pluma. La miró un rato y se le ocurrió una idea: ¿por qué no aquí mismo, en esta tierra árida, en esta amada sequedad? Mojó nuevamente la pluma y prosiguió:  "un lugar de la Mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme".

David Lagmanovich, "Los cuatro elementos", Menos cuarto Ediciones, Palencia, España, 2007, pg 88

-------------------------------------------------
























"STOP
Jadeando apenas, se miró de espaldas... Vida, estamos en paz alcanzó a decir, agüita de leche los ojos."

David Slodky,"Parpadeos". La aguja de Buffon Ediciones, Tucumán, Argentina, 2012, pg 75


--------------------------------------------





















PRUEBA DE ALTA SENSIBILIDAD
Esos ruidos que sueltan los papeles estrujados —tan parecidos a los huesitos que crujen—,  y los patéticos esfuerzos con que luego se mueven para recuperar la lisura perdida, lo conmovían hasta el llanto.

"La vida repentina", Eugenio Mandrini,Macedonia Ediciones, Buenos Aires, Argentina, 2014 contratapa.

------------------------------------























DECISIÓN
En el rubro del diario “personas extraviadas” encontró una foto suya. Los otros datos también coincidían: pelo oscuro, ojos negros y una cicatriz de niño en la mejilla derecha. La edad era aproximada y la talla casi daba con la suya. Salió a buscarse y se localizó sentado en un banco de plaza, tomando el sol de la tarde, sin ninguna gana de que lo encontraran, tampoco de volverse a casa.

Roberto Perinelli, "Actos que crean hábito", Macedonia Ediciones, Buenos Aires, Argentina, 2014Contratapa

------------------------------------























"MI DINOSAURIO
Nunca logrará la fama de aquel otro. Es incapaz de aguardar en un mismo sitio hasta que alguien se despierte."

Julio Ricardo Estefan, "La torre de papel y otros microrrelatos", La aguja de Buffon Ediciones, Tucumán, Argentina, 2013, pg 21

-------------------------------------------------
























"EL PUENTE
El sol de mediodía hace arder la piel. El hombre no puede despegar sus ojos —como si fuesen manos— de la cara, del cuerpo de la mujer. Muy cerca se oye el rumor del río. Por el viejo puente de madera avanzan lentamente los bueyes.
El pueblo esta quieto. La gente, adormilada.
El hombre comienza a caminar. La mujer está inmóvil. Ni siquiera siente el miedo. El hombre se acerca, paso a paso, paso a paso…"

Mirta Zago, "¡Basta! Cien mujeres contra la violencia de género", Macedonia Ediciones, Buenos Aires, Argentina, 2013 pg 81

----------------------------------------------























SE BUSCA:
Se busca la desaparición del dinosaurio que se escapó de sus huesos y del museo. Y se busca con urgencia, porque ¿quién quiere a un dinosaurio corriendo libre por las calles, en esta época del año? Bastante calor hace ya.

Edna Cantoral Acosta, Alquimia de la Tierra, antólogos: Santiago Aguaded Landero, Dante Medina, Sarah Schnabel,Universidad de Huelva y Ediciones del Lirio, España, 2013
 pg 418 

-------------------------------------------






















EL FLAUTISTA
Ya nadie se acuerda de Hamelín, de sus calles empedradas, de los tejados de pizarra; ni siquiera del olor de pan recién horneado. Abandonada a su suerte, sólo se escucha el musitar de las ratas correteando por los callejones vacíos y el batir de las olas contra el acantilado. A cada embestida el mar escupe nuevos cadáveres que chocan contra la quebrada, que flotan inertes, que van y vienen al compás de las olas como si fueran las tablas desasidas de un naufragio. Tumefactos, hinchados. Todos niños. Todos muertos. Y el eco invariable de una flauta, ese también se escucha

Xavier Blanco Luque, "De antología, La logia del microrrelato", antólogos: Rosana Alonso y Manuel Espada, Talentura Ediciones, España, 2013, pg 207

-------------------------------------























INCONTROLABLE 
Cierro los ojos para no enfrentar a la bestia interior que te busca.

Marianela Méndez, I Antología TRIPLE C (microrrelataos reunidos), Triple C " Cofradía del Cuento Corto", 2012, Macedonia Ediciones, Buenos Aires, Argenitna, 2012, pg 84


---------------------------------
















DESPUÉS ESTÁN
Después están aquellos que sucumben a la tentación del blanco móvil: siguen un pájaro con la vista y lo apuntan con el dedo como queriendo bajarlo. Son los peores asesinos. Los que quieren pero no pueden, los que se limitan.

Luisa Valenzuela, "Brevs", Alción Editora, Córdoba, Argenmtina, 2004, pg 85


-------------------------------------
























"PEDIDO
—Sólo te pido una cosa —susurró ella cuando descubrió que él se había propuesto quitarle la ropa.
—Lo que quieras.
—Que parezca amor."

Giselle Aronson, "Cuentos para no matar y otros más inofensivos". Giselle Aronson, Macedonia Ediciones, Buenos Aires, Argentina, 2011, contratapa


-------------------------------------






















W. B. YEATS
Ningún poeta estará contento si se queda sólo con la danza y el modo de tocar a los vivos y se pierde la manera como al oído le gusta que las palabras se toquen unas a las otras.

Gonçalo M. Taveres, Biblioteca, Letranómada Editora,  Buenos Aires, Argentina2009


--------------------------------------------






















LA PENA
El hombre tiene una pena grande, domesticada como un animal, maciza. Es torpe, el pelo le tapa los ojos, y apenas puede mirar hacia adelante. En las noches de invierno se echa a los pies del hombre, junto al fuego. Él la protege, la alienta, no la deja morir porque la pena se le confunde con su vida misma.
Por las mañanas le abre la puesta hacia el mundo y ella sale corriendo por calles implacables de cara al viento, extremada y oscura en un deseo que no sabe su objeto.

María Rosa Lojo, Bosque de ojos, Editorial Sudamericana, Buenos Aires, Argentina, 2011, pg 96


-----------------------------------------------






















DICEN LOS INDIOS
¿Que tiene dueño la tierra? ¿Cómo así?  ¿Cómo se ha de vender? ¿Como se ha de comprar? Si ella no nos pertenece, pues. Nosotros somos de ella. Sus hijos somos. Así siempre, siempre. Tierra viva. Como cría a los gusanos, así nos cría. Tiene huesos y sangre. Leche tiene, y nos da de mamar. Pelo tiene, pasto, paja, árboles. Ella sabe parir papas. Hace nacer casas. Gente hace nacer. Ella nos cuida y nosotros la cuidamos. Ella bebe chicha, acepta nuestro convite. Hijos suyos somos. ¿Cómo se ha de vender? ¿Cómo se ha de comprar?

Eduardo Galeano, "Memoria del fuego I" ,  Siglo XXI Editores, Buenos Aires, Argentina, 2013, pg 256.


--------------------------------------






















EL ARTE DE DIBUJARTE
En algún lecho del golfo de Corinto, un mujer contempla, a la luz del fuego, el perfil de su amante dormido.
En la pared, se refleja la sombra.
El amante, que yace a su lado, se irá. Al amanecer se irá a la guerra, se irá a la muerte. Y también la sombra, su compañera de viaje, se irá con él y con él morirá.
Es noche todavía. La mujer recoge un tizón entre las brasas y dibuja, en la pared, el contorno de la sombra.
Esos trazos no se irán.
No la abrazarán, y ella lo sabe. Pero no se irán.

Eduardo Galeano, "Espejos", Siglo XXI Editores, Buenos Aires, Argentina, 2008, pg 47.


---------------------------------





















HISTORIA
Un cronopio pequeñito busca la llave de la puerta de la calle en la mesa de luz, la mesa de luz en el dormitorio, el dormitorio en la casa, la casa en la calle. Aquí se detenía el cronopio, pues para salir a la calle precisaba la llave de la puerta.

Julio Cortázar, "Historia de Cronopios y Famas", Editorial Alfaguara, Buenos Aires, Argentina, 2004, pg 100

-----------------------------------























VOLAR ALTO
Por mirar el sol me quedé ciego. Fue durante el eclipse, yo veía que todos se protegían los ojos. Mi hermana me dio la radiografía de mi pierna fracturada pero no la usé. Antes de quedar rengo yo quería ir a la luna. O al sol, ahora me da lo mismo.

Natacha Merlo, Del otro lado, Alción Editora, Córdoba, Argentina, 2001, pg 81  


--------------------------------





















LAS DESDICHAS TENDIDAS
Por la noche, ladrones pobres me roban la ropa tendida. A la noche siguiente pongo a secar (bien estrujadas) mis desdichas mojadas por el llanto. A la mañana siguiente soy definitivamente feliz.

Ana María Shua, Casa de geishas. Editorial Sudamericana,  Buenos Aires, Argentina, 1992, pg 192


----------------------------------------






















SEMEJANZAS
Como un salto de animales por la rueda de fuego, como una caminata mortal sobre una cuerda de viento, en equilibrio sobre una tierra cortada, en puntas de pie sobre un cuchillo de hielo que se va deshaciendo a cada paso.
Así, el poema.

María Rosa Lojo. "Esperan la mañana verde", El Francotirador Ediciones, Buenos Aires, Argenituna, 1998, pg 15


-----------------------------------





















INTUICIÓN
Es necesario escapar de lo verdadero y refugiarse en lo probable: el universo es más que una mirada.

Armando Páez, Dos veces bueno 3Ediciones Desde la Gente, Antólogo Raúl Brasca  Buenos Aires, Argentina, pg 66


-------------------------------------------






















145
Tanta gente que parece conmigo y es sólo desde mí en la terrible soledad de un sueño.

Ana María Shua, La sueñera, Ediciones Minotauro SRL, Buenos Aires, Argentina, 1984, pg 67

-----------------------------------------------


Desde luego, para escribir microrrelato es necesario haber leído:



Poesía







y  cuento




Es necesario haber leído
 a los clásicos.








 Y libros de historia.


Libros para niños y


libros que ya nadie más leería.




Libros de lomo negro,




  libros de lomo verde

y

Novelas de todos los géneros y tiempos




Microbiblioteca digital




Conexión digital acá
Edita Brevilla, revista de minificción





















Conexión digital acá
Edita Brevilla, revista de minificción












Conexión digital acá
Edita la revista digital Internacional Microcuentista



















Conexión digital acá
Edita Luisa Hurtado González

















Conexión digital acá
Edita la revista digital Internacional Microcuentista


















Conexión digital acá
Edita, TRIPLE C (Cofradía del Cuento Corto)
Proyecto conjunto con José Manuel Ortíz Soto


















Conexión digital acá
Edita, Juan Luis López Anaya


















Conexión digital acá
Edita, Cienmanos
Promotora, Purificación Menaya















Conexión digital acá
Edita la revista digital Internacional Microcuentista


















Conexión digital acá
Edita, Juan Luis López Anaya
















Conexión digital acá
Edita, José Manuel Ortíz Soto













Microbiblioteca auditiva



Conexión digital acá
Idea y programación, Pablo Gonz






















Más de mis biblios



Mi vieja biblioteca nueva





Hermosos, la gente y los libros

Los libros con los que estudiaba mi papá

¿Acaso existe una biblioteca que no tenga álbumes de fotos?

Mi primer biblioteca, la de mi pieza de soltera. La traje hace... ufff, esto de contar con los dedos...

¿Qué me  miran así? ¿Nunca compraron un best seller? :)

Orgullosa de este recuerdo

Mamá y la que abajo suscribe


La letra de mamá y estas palabras que encontré en una de sus libretas












No hay comentarios:

Publicar un comentario